¿Por qué no me han seleccionado?

¡Buenos días compis! 🙂
Existen muchas cuestiones inherentes a la no elección de nuestra candidatura a un puesto de trabajo; no cumplir con el perfil en la criba, no utilizar bien una carta de presentación, no saber orientar el Currículum Vitae al puesto ofertado, no saber venderse en la entrevista… El proceso de selección es más complejo de lo que nos pensamos y requiere de muchos elementos a tener en cuenta que hacen que las posibilidades de obtener el puesto sean en algunos casos mayores y en otros menores.
En el proceso de selección nada queda sujeto al azar, pero si al aumento de posibilidades. Todo forma parte de un recorrido que conllevará actuaciones que influirán en nuestros resultados finales.
Cuando escucho hablar a las personas acerca de los motivos por los que creen que no han sido seleccionados/as siempre me encuentro con que, primero, no saben con certeza que es lo que ha podido pasar, y segundo, atribuyen su no elección a aspectos externos a ellas mismas: “ya el puesto estaba dado”, “piden mucho por poco”, “mi perfil es superior a lo que piden”, etc. Estas atribuciones externas, es decir, echar la culpa al resto de lo que me sucede, no ayuda a ponerse las pilas en primera persona, porque si la culpa es del resto no hay nada que yo pueda hacer para cambiarlo. Esto es lo que pasa en el segundo de los motivos, la persona se siente indefensa para afrontar una mejora de su búsqueda activa de empleo.
Independientemente de que existan razones externas que determinen la selección para el puesto al que opto, debo centrarme en aquellos elementos que YO mismo puedo controlar. La clave para afrontar bien un proceso es ser consciente de que aspectos estoy poniendo en juego, qué he hecho bien en el proceso y qué debo mejorar de cara a mi siguiente oportunidad.
Mi experiencia me dice (y esto es una opinión totalmente subjetiva) que es más probable que la persona se cargue su propio proceso selectivo (agentes internos controlables) que el puesto esté dado, no existan oportunidades o dependa del azar que la elijan o no (agentes externos no controlables). Desde luego que hay de todo en todas partes, pero creo que es mayormente existente la verdad que nos muestra que detrás de cada selección de un puesto existe un profesional que, en líneas generales, aboga por querer obtener para su empresa el perfil que más se ajuste a lo que sus necesidades demande.
Te pongo un ejemplo. Para llegar a la entrevista has debido pasar la criba inicial y cuentas con unos requisitos mínimos que van a ser valorados en un encuentro cara a cara con el seleccionador/a. Ya has cumplido con éxito una parte del proceso (has orientado tu currículum vitae a la oferta, has hecho una buena carta de presentación, encajas en el perfil buscado en mayor o menos medida…) y estas más cerca del objetivo final. Llegados a este punto ya has logrado aumentar tus posibilidades y a partir de ahora dependerá más que nunca de ti mismo el alcanzarlo.  Pero puede pasar que durante la entrevista no sepas venderte, tengas mala actitud, muestres inseguridad, desgana, excesiva seriedad, faltes al respeto, mientas… y todos estos aspectos por sí solos ganen mayor o menor protagonismo en la decisión final. Es decir, que una persona tenga mala actitud durante la entrevista puede ser determinante para el seleccionador/a, pero el que llegue tarde y avise puede no serlo. Debes tener en cuenta que de cara a la decisión final todo suma y se evalúa conjuntamente, analizar que hemos hecho mal en el proceso nos ayuda a intentar no repetir actuaciones y exponer soluciones.
Concluyendo: El nivel de empleabilidad de una persona estará íntimamente sujeto a la cantidad de aspectos que tenga en cuenta del propio proceso y trabaje en ellos para mejorarlos, por lo dependerá de ella misma aumentar la posibilidad de alcanzar el objetivo de ser seleccionada.
 
Te enlazo algunos post anteriores sobre la entrevista de trabajo por si quieres echarle un vistazo:
Cómo afrontar con éxito una entrevista de trabajo
5 Estrategias para superar tu miedo a la entrevista de trabajo
El lenguaje no verbal positivo y lenguaje no verbal negativo que debes tener en cuenta en tu próxima entrevista de trabajo
 
Cualquier comentario o duda que haya suscitado este post puede ser comentada a continuación. ¿Te ha parecido útil? Dale a me gusta o compártelo.
Feliz día :)

El Hierro Fuerteventura Gran Canaria La Gomera La Palma Lanzarote Otras cositas de interés... Tenerife

2 thoughts on “¿Por qué no me han seleccionado?

  1. peter

    Otro blog mas que se rie de los parados… al final el que se lleva el empleo es o por suerte, o porque conoce a alguien dentro de la empresa… cuando te seleccionan entre300 basta con saber que tienes (1/300)*100 probabilidades de de ser seleccionado entre otros que son igual que tu.

  2. Iván

    Hola,
    En cuanto al comentario de Peter
    No creo que molestarse en escribir un artículo como este sea síntoma de «reirse de los parados».
    Uno puede estar más o menos de acuerdo con el contenido, pero siempre hay que valorar las molestias, tiempo y esfuerzo y no ser tan rápidos a la hora de criticar. Criticar lo hace cualquiera. Por desgracia en internet abunda esta actitud.
    Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *