Linkedin es sinónimo de oportunidades. Cómo tener un buen perfil registrado.

Linkedin es la red profesional por excelencia cuando optamos a un puesto de trabajo y utilizamos las redes sociales para colgar nuestro Currículum Vitae (CV) online, pero sin embargo es la gran desconocida por todos/as en cuanto a su uso y sus posibilidades.
En este post anterior te hablé acerca de esta red profesional en 5 aspectos que la englobaban pero no profundicé en las posibilidades que nos ofrece estando en el lado de la búsqueda activa o como reclutador/a. Concretando, para las personas que están en búsqueda activa de empleo, Linkedin permite dos grandes cosas:

  1. Contactar con cualquier profesional de nuestro sector, ya sea un igual o un superior, con el que establecer conexión y poder optar a ser un posible candidato/a para cubrir un puesto de trabajo.
  2. Mostrar la imagen profesional en la red y hacer que el CV sea más cercano al reclutador. Las empresas cada vez más usan esta herramienta como parte fundamental del proceso de selección porque supone una base de datos de fácil acceso y sin costes. No es el primer caso que conozco donde el técnico de selección recurre a ella y hace uso de sus contactos para cubrir un puesto de trabajo de un perfil cualificado.  Este quizás sea el gran hándicap, y es que la mayoría de perfiles que se encuentran en esta red social profesional están acreditados y cubre un rango más cualificado.

¿Qué necesito pues para ser un buen perfil de Línkedin?

  1. Tener un perfil registrado, completamente cumplimentado y actualizado. Formación acreditada, experiencia y actividades profesionales que hayas desarrollado.
  2. Conectar con personas conocidas, del sector o profesionales relacionados. La “ley de los seis grados de separación” dice que cualquiera en la tierra puede estar conectado a cualquier otra persona del planeta a través de una cadena de conocidos que no tiene más de cinco intermediarios (conectando a ambas personas con sólo seis enlaces). Linkedin viene a demostrar que la realidad no dista mucho de lo que esta ley propone. Conectar con un reclutador/a, responsable de RRHH y otros profesionales está más que nunca a nuestro alcance.
  3. Unirme a grupos de mi sector u otros de mi interés e interactuar con ellos. No sólo deja entrever nuestras opiniones sino que permite establecer discusiones constructivas mediante relaciones profesionales.
  4. Compartir semanalmente, quincenalmente algún contenido profesional que aporte valor a tu trabajo, muestra la faceta profesional y/o trabajo diario. Lo cual implica no sólo profesionalidad, sino también actividad y buen hacer estando desempleado. El mejor tiempo que tenemos para emplear es aquel que tenemos estando desempleados.

En definitiva, Linkedin nos permite establecer contactos online que directamente o indirectamente pueden beneficiarnos a la hora de encontrar trabajo. El boca a boca de siempre sigue funcionando pero ahora se profesionaliza y amplia posibilidades de conexión entre unos y otros cómodamente, sin distancias ni gastos.
Sin duda quienes ya están en esta red social profesional tienen una ventaja competitiva en cuanto a otros muchos que aún no conocen sus posibilidades. Aprovecha tu tiempo de búsqueda activa a conocer esta red. Para nosotras, Linkedin es sinónimo de oportunidades.
 
Cualquier comentario o duda que haya suscitado este post puede ser comentada a continuación. ¿Te ha parecido útil? Dale a me gusta o compártelo.
Feliz día 🙂

El Hierro Fuerteventura Gran Canaria La Gomera La Palma Lanzarote Otras cositas de interés... Tenerife

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *