¿Cómo no frustrarse a la hora de buscar empleo?

Buenos días!!

Existen reglas para buscar empleo conocidas por todos que nos facilitan el proceso de búsqueda activa de empleo, sin embargo hay otras que siendo igualmente conocidas no producen los resultados esperados.
Uno de los aspectos que requiere de gran importancia conocer, para saber que cuestiones debemos llevar a cabo o no con el fin de ser contratados, es como no frustrarse a la hora de buscar empleo. A lo largo de los años que le he dedicado a la orientación laboral, son muchos los casos que me encuentro sobre personas que recurren a estrategias que, a priori pueden parecer que le den resultados, pero que al final son meras frustradoras del proceso de búsqueda activa. Paso a relacionarlas con el objetivo de que las conozcas e intentes evitarlas y/o afrontarlas según corresponda:

  1. No ajustar el Currículum Vitae (CV) al puesto de trabajo resta oportunidades de avanzar en el proceso de selección. La persona que selecciona busca un perfil determinado que se ajuste a lo que está buscando. Por lo tanto no llenes el Currículum de aspectos que no son interesantes para el puesto ofertado, a no ser que conlleve un fin determinado (por ejemplo, justificar periodos de actividad estando desempleado).
    .
  2. Repartir CV a doquier sin conocer el perfil de trabajadores que contrata la empresa y sus necesidades de trabajo, no solo traerá un gasto excesivo de papel (si lo entregas en mano), sino que tu nivel de frustración aumentará al comprobar que de 100 sitios en los que lo has dejado ni siquiera uno te llama. Por tanto, repartir sí, pero con consciencia.
    .
  3. Enviar el CV en repetidas ocasiones a la misma empresa sin tener en cuenta un espacio mínimo de tiempo en el cual sería conveniente enviarlo. Normalmente las bases de datos se refrescan cada 6 meses, pasado ese tiempo puedes volver a hacerlo.
    .
  4. El intentar convencerse de argumentos explicativos pesimistas de la situación actual con agentes externos o propios. Ejemplos, “no hay trabajo”, “es cuestión de suerte”, “siempre cogerán a los mismos”, “nadie me da la oportunidad”,  “no valgo para nada”, etc. Llenar tu día a día de argumentos de este tipo no sólo conseguirán bloquearte y te alentarán a dejar de buscar, sino que generarán un estado de ánimo negativo que podrá desembocar desde la tristeza e inactividad a la hora de buscar trabajo hasta la depresión.
    .
  5. La falta de recursos necesarios para alcanzar lo que nos proponemos suele ser uno de los principales frustradores del proceso. Si una vez barajadas las posibilidades que tienes a tu alcance, determinas que no existen alternativas viables, quizás sea el momento de generarlas tu mismo o de tener en cuenta otras que pueden proporcionarte lo que buscas. Lo que no cabe duda es que la necesidad agudiza el ingenio y en época de crisis es cuando más propuestas y proyectos distintos surgen. Quizás este sea tu momento para salir fuera, emprender, formarte en otro campo o hacer voluntariado. Todo debe ser valorable.
    .
  6. No obtener respuesta del proceso de selección, no saber si hemos sido seleccionados para el puesto, largos periodos de espera para conseguir cita en los recursos de empleo existentes y no obtener la respuesta necesaria, son varios focos importantes de frustración. Ante esto podemos llamar, preguntar e insistir para que nos proporcionen las respuestas que necesitamos. La paciencia en este sentido es también muy importante.
    .
  7. No conseguir los objetivos, sobre todo cuando hay un trabajo detrás. Este puede que sea el mayor elemento frustrante de todos. Siempre nos han inculcado que hay que esforzarse para obtener mejores resultados. A pesar de que no se cumpla en el 100% de los casos, he de decirte que las estadísticas de desempleo corroboran que sin formación tenemos menos posibilidades, así que nunca dejes de estar activo, sobre todo estando en desempleo. ¿Quieres saber cómo? Visita este enlace.

Como ves son muchos los elementos que día a día pueden llevarnos a la frustración, a desalentarnos, pero si no ponemos de nuestra parte para reconocerlos y hacerles frente claudicaremos y acabaremos por restarnos nosotros mismos las oportunidades. Ya lo decía Pablo Picasso “cuando llegue la inspiración, que me pille trabajando”. Cuando llegue el empleo, que nos pille buscando.
 
Cualquier comentario o duda que haya suscitado este post puede ser comentada a continuación. ¿Te ha parecido interesante? Dale a me gusta o compártelo.
¡Buen día! 😉

El Hierro Fuerteventura Gran Canaria La Gomera La Palma Lanzarote Otras cositas de interés... Tenerife

2 thoughts on “¿Cómo no frustrarse a la hora de buscar empleo?

  1. Raquel

    Sin duda el post me ha parecido interesantísimo, tiene razón en todo. Aún así creo que se os olvida un factor fundamental, para los jóvenes como yo la principal frustración a la hora de encontrar un trabajo es la falta de experiencia laboral.
    Soy estudiante, necesito un empleo para poder finalizar las enseñanzas que curso (que no son precisamente baratas); busco ofertas de empleo… ¡Oh una que me interesa!, «Se solicita dependienta para….» entro y… «Experiencia mínima de 6 meses», «Experiencia mínima de 1 año», «Experiencia mínima de 2 años»; aún así mando el currículum, pero nunca me llaman; algo que por otra parte veo lógico ¿Por qué me van a llamar a mí teniendo a otra persona que cumpla sus requisitos en experiencia?
    La verdad se hace frustrante buscar empleo cuando ni siquiera te dan una oportunidad para aprender, así llevo desde que tenía 19 años, acabo de cumplir 21 y nada. No sé que será de mi futuro si no consigo un empleo ahora que soy joven. Desde aquí pido a las empresas que tengan un poco más de solidaridad con aquellas personas que buscamos nuestro primer trabajo y que por lo tanto carecemos de experiencia laboral.
    También sería interesante que en esta web y en otras con el mismo fin, se creara un espacio para aquellos que buscamos nuestro primer empleo.

  2. Xiomara Méndez

    Hola Raquel, primero que nada, muchísimas gracias por tu comentario, por visitarnos y sugerirnos cosas.
    Dejame decirte para empezar que estoy totalmente de acuerdo contigo. Créeme si te digo que te entiendo, pues no hace mucho, las personas que estamos tras este blog vivimos tu propia experiencia en nuestros primeros pasitos hacia el empleo. Desde hace unos años dedicamos nuestro día a día a esta labor en la que creemos y compartimos contigo, aún hoy en día, esas ganas del comienzo.
    Es cierto lo que dices en base a la experiencia, pero el currículum es más que los requisitos, es un todo, con esto me refiero a que si no cumples con el 100% de ellos no debes descartarte, como bien has hecho hasta ahora, pero tampoco debes enviarlo si no se cumples con al menos dos de ellos. Esto que te digo es muy general pues depende de la oferta, pero es una orientación para el que envía sin ton ni son. El que no te llamen puede dpender de muchas cosas, entre ellas, la falta de experiencia, pero esa misma es a veces un valuarte para las empresas, sobre todo para las que tienen bonificaciones.
    Mi consejo es que nunca pienses en que lo que estas inviertiendo está perdido, todo en su momento tiene su recompensa y estar preparado da oportunidades, las estadísticas lo dicen. Para aquellos que como tu quieren empezar a acumular experiencia les recomiendo siempre que hagan prácticas y/o voluntariado, cuenta casi como tal y se valora mucho a la hora de pasar un filtro de selección.
    Yo como reclutadora siempre en el CV busco actividad de base, es decir, una persona que siempre se haya preocupado por ocupar su tiempo. Y en la entrevista muchísima actitud. Hay muchos post de orientación que hablan de ello, te animo a que les eches un vistazo en «orientación» de la página principal del blog.
    Si cumples con lo dicho pienso que más pronto que tarde obtendrás la oportunidad que buscas, no es un camino fácil pero soy testigo de muchos casos (entre ellos el nuestro), en los que haciendo lo que te comento nos ha ido bien.
    PD. Prometemos pensar la idea que nos has dado.
    Te doy desde aquí mucho ánimo.
    Un abrazo virtual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *